martes, 8 de julio de 2008

Cuaderno de caligrafía vertical.

He dicho en este blog que cerca del 90% de las disgrafias son de origen pedagógico. Tengo que justificar esta afirmación, ya que muchos docentes reclamarán que estoy equivocado, que ellos no promueven disgrafia alguna.

Hay dos preguntas claves en este tema para poner el dedo en la llaga de una vez:

a) ¿Porqué se le enseña a escribir a los zurdos exactamente con la misma metodología que a los diestros?. Todos fuimos al colegio y sabemos por experiencia propia que las "clases" sobre manuscritura eran las mismas para diestros y zurdos;

b) ¿Porqué se ha usado en Chile desde hace más de un siglo el llamado "cuaderno de caligrafía vertical", y...porqué lo seguimos usando hoy ? ¿Puede alguien describirnos la racionalidad metodológica subyacente a ese cuaderno y explicarnos porqué es bueno o necesario usarlo como instrumento de apoyo a la enseñanza de la manuscritura?

He formulado estas preguntas a muchos docentes del primer ciclo básico y también de niveles superiores, y he buscado en toda la bibliografía disponible alguna información que razonablemente defienda la lógica subyacente al uso del "cuaderno de caligrafía vertical", pero simplemente, no hay nada al respecto. Nadie tiene idea en torno a porqué insistimos en usar este arcaico soporte gráfico de la manuscritura. Obviamente, hay UN SOLO cuaderno de caligrafía vertical: no hay uno para diestros y otro para zurdos.

Si la pedagogía no ha sido capaz de ofrecer fundamentos para los instrumentos y metodologías que usa, y a la vez, si no ha logrado diferenciar sus metodologías de enseñanza para diestros y zurdos, podemos concluir rápidamente que ella no sabe porqué hace lo que hace de la manera en que lo hace. Se comprenderá que a partir de esta mayúscula ignorancia de las cuestiones más elementales, se torna ilusorio avanzar hacia preguntas más sutiles, que apunten a cuestiones quizás más complejas.

Voy al punto de inmediato: la pedagogía nunca se ha enterado de que son SUS metodologías de enseñanza las que producen el 90% de las disgrafias. Si a un zurdo se le da instrucciones iguales que a los diestros en torno a cómo se debe escribir en un cuaderno de caligrafía vertical,.... pueden estar seguros de que ese zurdo corre un enorme riesgo de convertirse en disgráfico, y eso es lo que ocurre en la inmensa mayor parte de los casos.

Contácteme en: andresgacitua@yahoo.com