lunes, 7 de julio de 2008

Inmadurez neurológica y Trastornos del aprendizaje

Muchos autores e importantísimas instituciones han adoptado un discurso teórico equivocado, según el cual, la disgrafia sería una de las "dificultades de aprendizaje", junto a la dislexia, la discalculia, y algunos agregan al déficit atencional y al desorden hiperquinético. Según este discurso teórico, todo se origina en una causa neurológica que, a falta de toda evidencia concreta, se la ha dado en llamar "inmadurez neurológica". Así entendido el asunto, la Inmadurez neurológica CAUSA dificultades (algunos dicen "trastornos") en el Aprendizaje, y mientras estén activadas estas dificultades o trastornos del aprendizaje, el sujeto que sufre esta situación será disgráfico, disléxico, o lo que sea. En cuanto a la terapia, no hay tal. Se le receta al disgráfico Ritalín, lo que le ayuda en algo a mantenerse tranquilo y a mejorar su capacidad de concentración, pero definitivamente NO LE CURA LA DISGRAFIA. El tratamiento opera con este Ritalín "tranquilizador", COMO UN MERO PALIATIVO QUE SE MANTENDRÁ MIENTRAS SE ESPERA POR LA MADURACION NEUROLOGICA.

Todo lo anterior es un simple error que puede ser demostrado de múltiples formas.

1) Los neurólogos NO dicen jamás que el Ritalín sea un acelerador de la maduración neurológica; es decir, reconocen, algo indirectamente, que lo que han recetado no es algo que actúe sobre la causa del problema.

2) La psicología ha desarrollado prácticamente la totalidad de las teorías del aprendizaje a las que hoy se les reconoce vigencia, y ninguna de estas teorías ha hablado jamás de "trastornos del aprendizaje". Por supuesto, puede haber numerosos factores que estorben a un buen proceso de aprendizaje. Por ejemplo, si un escolar pretende leer un capítulo de Historia y al mismo tiempo tiene encendida y a alto volumen una música de frenético ritmo, ....va a aprender poca Historia, pero no porque se le haya "trastornado el aprendizaje", sino porque está concentrado en otra cosa. Es decir, esa categoría de las "dificultades de aprendizaje" y peor aún la de los "trastornos del aprendizaje" es simplemente un fraude.

3) La demostración más espectacular de la falsedad de la "inmadurez neurológica" y de los "trastornos o dificultades de aprendizaje", se consigue con cada rehabilitación exitosa de un disgráfico. Un disgráfico que trabaje conmigo cuatro horas por semana, superará la mayor parte de su disgrafia en menos de tres meses, y....obviamente, esta mejoría no tendrá nada que ver con que yo le haya "acelerado la maduración neurológica" ni tampoco con que le haya "resuelto algún trastorno de aprendizaje". Se tratará simplemente, de que he sido capaz de enseñarle a hacer una clase de manuscritura que no le ocasiona síntomas disgráficos tan frecuentes ni intensos como los que tenía al iniciar la rehabilitación.

Supongamos que un neurólogo ha diagnosticado una disgrafia "por inmadurez neurológica" en un niño de 10 años. Lo que el neurólogo espera es que la maduración neurológica ocurra naturalmente, quizás hacia los 17 o 18 años; es decir, a ese niño le pueden esperar 8 años de Ritalín, si no tiene la buena suerte de madurar un poco antes.

Pero supongamos algo "peor": Ustedes me traen a ese niño disgráfico y en tres meses, yo logro que su sintomatología disgráfica se reduzca a la décima parte de lo que era antes iniciar la rehabilitación. El neurólogo queda en ridículo con su diagnóstico. Es obvio que Yo no puedo acelar las maduraciones neurológicas con semejante eficacia. Mis rehabilitaciones no son milagrosas; lo que ocurre es que está errado el diagnóstico del neurólogo.

Reitero lo dicho en CAUSA NEUROLOGICA O PEDAGOGICA : por desgracia, existe un pequeñísimo porcentaje de casos que NO alcanza al 10% del total de los disgráficos, que PUEDEN tener verdaderos problemas neurológicos actuando como causas de sus disgrafias. Por fortuna, para más del 90% de las disgrafias, el tema de la inmadurez neurológica y el trastorno de aprendizaje son simples tonterías.

Contácteme en : andresgacitua@yahoo.com